El laboratorio de Isidro Sánchez García, del CIC, ha descubierto un vínculo entre el microbioma y la posibilidad de que una persona desarrolle leucemia, en especial, leucemia linfoblástica aguda de células B precursoras.

Microbioma y leucemia, ¿cuál es la relación?

El microbioma es un conjunto de genes que forman parte de

la flora intestinal desde el momento en que nacemos. El trabajo con animales de laboratorio reveló que, a una edad temprana, los antibióticos alteran la composición de dichos genes.

El microbioma abre nuevas posibilidades para el tratamiento de la leucemia

Los investigadores observaron que el microbioma cambia lo suficiente como para inducir la leucemia en los animales de laboratorio, incluso si no existe estímulo infeccioso alguno. Este hallazgo haría posible identificar la predisposición genética de una persona a padecer leucemia linfoblástica aguda lo que, al mismo tiempo, abre las puertas al desarrollo de nuevos tratamientos contra la leucemia infantil.

Los resultados de este estudio han sido publicados por la prestigiosa revista especializada Blood.

#AyudarTambienSeLlevaEnLaSangre